Con unas excelentes prestaciones y unas capacidades de agarre fuera de toda duda en asfalto seco como mojado, las Pirelli Diablo Rosso se han convertido en todo un referente desde 2008 entre los componentes imprescindibles en motos de corte deportivo. Una reputación que se refleja en la cantidad de fabricantes que las eligen como material original en sus motos de serie (Aprilia, Ducati, Yamaha…) y en los cinco millones de unidades vendidas por la marca desde el nacimiento de la saga.

Un hito que la firma celebra con el lanzamiento de la cuarta generación de sus Diablo Rosso cuya puesta de largo en México se ha producido durante el Expo Moto de Guadalajara 2023. Las nuevas Pirelli Diablo Rosso IV toman el relevo a las anteriores Rosso III aumentando sus excelentes capacidades de agarre ante cualquier tipo de asfalto. Una llanta que mantiene todo el DNA racing de una familia que comenzó su andadura en el año 2002 -con el lanzamiento de las primeras Diablo- y que bebe de los avances aplicados por PIrelli en competiciones de primer nivel como el Campeonato del Mundo de SBK, en el que están presentes como suministrador oficial.

Disponible para motocicletas a partir de 150 cc.

Las Pirelli Diablo Rosso IV se adaptan a todo tipo de motos -desde las radicales hiperdeportivas, pasando por las poderosas maxinaked actuales, hasta las polivalentes crossover (o trail asfálticas)- y también a todas las motocicletas deportivas desde 150 cc de cilindrada más populares en México. Unas llantas dirigidas a esos usuarios que buscan el perfecto equilibrio entre precisión y máximo agarre para poder exprimir al máximo es potencial de sus mecánicas en unas gomas tan efectivas en conducción deportiva (incluso en circuito) como ante cualquier inestabilidad meteorológica. Cuentan con una banda de rodadura que deriva directamente de la utilizada en el Diablo Supercorsa de competición, que mantiene tallado el característico relámpago de la saga encargado de la evacuación del agua.

Soluciones técnicas a medida 

Fabricadas con una nueva estructura de cintura de acero a cero grados, capaz de soportar altos niveles de estrés, junto a un cordaje de rayón más rígido y de menor densidad dejando más espacio para el compuesto de goma, las nuevas Pirelli Diablo Rosso IV cuentan con diferentes especificaciones técnicas desarrolladas para cada medida con la vista puesta en las necesidades específicas de cada tipo de moto y en función de su peso y potencia.

En el caso de la llanta delantera se utiliza un material bi-compuesto -común para todas las medidas- con una zona central que ocupa el 50% de la sección fabricada con un alto contenido en sílice (100% Sílica), combinado con un compuesto más blando en los laterales.

Sin embargo en las traseras se ofrecen diferentes soluciones. En medidas por debajo de los 190/50 ZR 17 -más habituales en motos de baja y media cilindrada- utilizan una combinación de dos compuestos (similares a los de las delanteras) mejorados con el sistema Cap&Base: Un compuesto más duro en la zona central que garantiza un rápido calentamiento y una gran durabilidad y unos laterales más blandos, ofreciendo el agarre de los productos de competición disponible en un rango de temperaturas más amplio.

En el caso de las llantas 190/50 ZR 17 en adelante -más propias de motos maxi naked y deportivas con prestaciones de infarto- además de disponer de una estructura de Lyocell de tres capas (una tecnología desarrollada en el Campeonato del Mundo de Superbike, que reduce significativamente las deformaciones), se divide en cinco áreas con tres compuestos diferentes: un compuesto más duro en la parte central asegurando estabilidad, un desgaste uniforme, así como un excelente agarre en mojado y un rápido calentamiento gracias a su alto contenido en sílice; un compuesto intermedio a ambos lados de la parte central; junto a un compuesto 100% negro-humo en los extremos derivado directamente de las Diablo Supercorsa SC que se utilizan en las competiciones de resistencia, capaz de ofrecer el máximo agarre frente a elevados ángulos de inclinación y la máxima tracción.

La experiencia de competición al alcance de todos

Como toda la gama Diablo, las Rosso IV aprovechan toda la experiencia adquirida por el fabricante en competición, poniendo la tecnología más avanzada al alcance de los “mortales”. Así, los perfiles cuentan con un diseño multi-radial, con un perfil más afilado en el área central para facilitar los cambios de dirección y una rápida inclinación, con curvaturas menos acentuadas en los laterales incrementando el área de contacto y asegurando la máxima tracción. Las llantas con medidas 200/55 ZR 17 tienen un perfil 10 mm más alto en el centro y 9 mm más anchos en los laterales frente al modelo anterior (Diablo Rosso III). En la banda de rodadura encontramos tallado el icónico “flash” encargado de la evacuación de agua en mojado y que ofrece, al mismo tiempo, un mayor área slick en inclinaciones por encima de los 35º.

Las nuevas Pirelli Diablo Rosso IV están disponibles en las siguientes medidas:

Delanteras

110/70 R 17 M/C 54 H 

110/70 ZR 17 M/C 58 W 

120/60 ZR 17 M/C 58 W 

120/70 ZR 17 M/C 58 W 


Traseras

140/70 R 17 M/C 66 H 

150/60 R 17 M/C 66 H 

150/60 ZR 17 M/C 66 W 

160/60 ZR 17 M/C 69 W

180/55 ZR 17 M/C 73 W

180/55 ZR 17 M/C 73 W

190/50 ZR 17 M/C 73 W

190/55 ZR 17 M/C 75 W

200/55 ZR 17 M/C 78 W

200/60 ZR 17 M/C 80 W