Royal Enfield lanza este modelo de corte moderno pero con detalles evocadores que se presenta como una moto sencilla, fácil de conducir y con un gran magnetismo estético. Según te pones frente a ella, la Hunter 350 desvela una personalidad arrolladora y propone un concepto alejado de extremismos para dar valor al especial carácter de su motor y al de una parte ciclo desarrollada en plena armonía para rodar con tranquilidad y estilo.

El motor de la Hunter 350 es clave en su filosofía; un monocilíndrico refrigerado por aire y aceite de 349 cc, lanzado recientemente en la Meteor y la Classic 350. Alimentado mediante inyección electrónica, logra 20,2 CV a 6100 rpm y 27 Nm de par motor a 4000 rpm, lo que da como resultado entrega de potencia lineal y dulce desde bajas vueltas, gracias a su carrera larga, pero con el toque característico del torque fuerte de una Royal Enfield, libera un sonido profundo y agradable por su escape. Monta un eje de balanceo primario para reducir las vibraciones, mientras que su cambio de marchas es suave gracias a una caja de cambios optimizada de 5 velocidades. Esto hace que el confort al rodar sea absoluto, especialmente a ritmos relajados porque no es una mecánica a la que le guste girar alta de vueltas y buscando la velocidad máxima.

Frenos y suspensiones son sencillos y se adaptan a la perfección a su espíritu tranquilo y a la vez dinámico, pues es una moto que propone rodar sin parar, así como un manejo intuitivo y sumamente agradable. Ofrece ABS de doble canal como un importante elemento de seguridad activa. El bastidor de tubo central de acero con doble tirante sujeto al cárter del moto ha sido desarrollado ex-profeso para la Hunter 350, ya que la Meteor 350 y la Classic 350 tienen uno de doble cuna que discurre por debajo del propulsor, y sin duda controbuye a ese ágil compoaramiento del que hace gala. También se han elegido unas cotas diferentes en busca de unas reacciones más ágiles sin menoscado de una estabilidad plena en cualquier circunstancia, algo que puso de manifiesto durante nuestro ride, revelándose simplemente perfecta para la ciudad.

Es una moto que también destaca por su baja altura de asiento que está situado a 800 mm del suelo. Esto propicia que hasta las tallas más bajas se encuentren bien acogidos desde el primero momento. A eso contribuye un asiento ancho y bien mullido.

El cuadro de instrumentos fusiona con maestría elementos analógicos y digitales. Se engloba todo en un instrumento circular compuesto por velocímetro de aguja y pantalla digital LCD que ofrece numerosa información: indicador de marcha engranada, nivel de combustible, reloj y cuentakilómetros parcial. Sencilla, vistosa y funcional, como el resto del conjunto.

Cuenta con toma USB a nivel práctico y destaca por que puede personalizarse gracias a una extensa gama de accesorios. La llamada familia Suburbana incluye elementos funcionales y de protección de motor y cárter, soportes para maletas y equipaje, asiento personalizado y espejos para turismo, mientras que las opciones de la gama Urbana incluyen un asiento exclusivo, indicadores LED negros y una cúpula oscura. También hay equipamiento, accesorios personales y ropa técnica, incluyendo cascos, con el inconfundible sello de Royal Enfield.

La Hunter 350 viene en dos ediciones distintas, Dapper y Rebel,sendas terminadas con motores y componentes negros que destacan por sus frescas y originales combinaciones cromáticas. Ambas tienen un aspecto contemporáneo con tanques de combustible bicolor o de diseños diferentes y atrevidos que marcan distancia con el resto de la familia. Sin duda es la moto de Royal Enfield de espíritu más juvenil y nos ha dejado una excelente impresión. Y es que si no te gusta este caramelo que es la Hunter 350 tienes un problema. 

La Dapper Series tendrá un preció público de $88,990 — MXN, mientras que la Rebel Series la podrán encontrar por $89,990 — MXN. Puedes agendar un test ride desde su página web.