Sin importar si vives en la zona sur, centro o norte del país, el invierno tiene afectaciones directas al clima y puede que usar la moto no sea del todo conveniente. Sin embargo, hay muchas maneras de evitar el frío, la humedad y todo aquello que nos impide tener un trayecto agradable desde el punto A al punto B. En el siguiente artículo te contamos algunas opciones para que el invierno no te quite la alegría de andar en moto.

Casco integral o abatible con buena ventilación y Pin Lock

 

Olvídate de los cascos ¾ o medios. Ir con la cara al aire libre cuando hace frío es bastante incómodo, por no decir doloroso. Compra un buen casco integral o abatible que se ventile fácilmente para no generar condensación, esto hará que no pierdas visión y vayas más seguro. Una opción muy buena es el sistema Pin-Lock, el cual evita que se empañe la visera del casco y nunca pierdas visibilidad. 

Pañuelo, bandana o bufanda

Puede que parezca poca cosa, pero estos artículos hacen una gran diferencia entre pasar frío o no. Si no lo has usado nunca ponte uno y verás el cambio instantáneamente. Además, te ayudarán a cubrir nariz y boca, lo cual evita que se empañe el casco y ayuda mucho a mantener la sensación de calor en todo el cuerpo. Lo importante es que busques una opinión que se adapte a ti, que sea cómoda y que mantenga la temperatura de tu cuerpo.

Chaleco reflectante

En algunas partes del país o en algunas fechas aisladas, podría llegar a llover en invierno. Si esto ocurre, es importante que seas visible para los demás, y estos chalecos podrían salvarte la vida. En invierno los parabrisas están empañados, los espejos retrovisores llenos de gotas y en general la visibilidad muchas veces es reducida, así que todo lo que hagamos para hacernos notar será muy importante. 

Guantes de invierno para moto, impermeables y con forro térmico

Un buen motociclista tiene por lo menos dos juegos de guantes: primavera-verano y otoño-invierno. En invierno te aconsejamos que los uses con forro térmico y membrana tipo GoreTex, al igual que el resto de las prendas. Los guantes para ciudad deben garantizar una buena facilidad de movimientos; no olvides comprobar que son de tu talla: ni más grandes ni más chicos. Para probarlos, aprieta el puño con ellos puestos para ver que no sobre demasiado guante en las yemas de los dedos y la palma de la mano, ni por el contrario te apriete en ninguna parte. 

Chaqueta de moto urbana para invierno con forro térmico y membrana

Todas deben cumplir ciertos requisitos para ser la mejor opción en invierno:

- Una chaqueta para moto o scooter debe llevar protecciones; no hay que descuidar nunca la seguridad.

- Además deben tener un tratamiento térmico, en forma de forro desmontable, que nos permita usarla durante una temporada larga a lo largo del año.

- No te compres una prenda demasiado ajustada, o cuando metas debajo un jersey o abrigo un poco grueso te moverás con dificultad.

- Busca siempre que sean contra agua, y que tengan membrana. Las membranas son tejidos especiales (la más conocida es Gore-Tex) que permiten la transpiración del cuerpo para evitar la sudoración, pero no dejan entrar el viento y el agua del exterior.

- Los impermeables de plástico son poco confortables porque aunque no dejen que entre el agua harán que el propio sudor del cuerpo te empape por dentro.

- Comprueba que los cierres son eficaces y no dejan pasar el frío o el agua.

- Es importante que tenga bolsillos completamente impermeables, para que en el caso de un gran chaparrón sepamos que nuestras cosas llegarán perfectamente secas a nuestro destino.

Pantalones de moto o cubrepantalones

Dependiendo de los kilómetros que vayamos a hacer con la moto puede que una opción sea mejor que otra. Conviene tener en casa unos sencillos, baratos y prácticos cubrepantalones impermeables que en caso necesario nos van a salvar de una mojadura inolvidable de cintura para abajo. No tienen protecciones ni quitan demasiado el frío, pero algo siempre hacen y sobre todo nos protegen de la lluvia. También se pueden adquirir unos pantalones para moto impermeables más caros, y que no sean tan cómodos como unos regulares.

Calzado de invierno para moto

Para subirse a la moto existe todo tipo de calzado, pero cuando de frío y lluvia se trata es importante que tus botas sean impermeables, de preferencia largas y si se puede, que tengan membara para que no suden los piés. Toma en cuenta lo siguientes puntos:

- El calzado de moto debe tener siempre protección en los tobillos y anclajes o puntos de sujeción para que no dejen entrar el frío.

- La suela es importante que sea de goma para evitar resbalones al apoyar los pies en el asfalto mojado, con pintura o aceite.

- Los cordones nunca son buena idea en el calzado de moto. En las motos convencionales se enredan fácilmente en las palancas y en los scooters, aunque menos, pueden darnos un susto similar al poner o plegar la pata lateral. 

Ropa interior térmica

No hace falta ir a una tienda de motos para esto: Unos buenos leotardos o calzoncillos largos según el caso debajo de los pantalones son la mejor salvaguarda del bienestar interior. Acompáñalos con una camiseta interior térmica, de esas especiales para invierno y unos calcetines a juego: cuanto más cerca del cuerpo se mantenga nuestro calor corporal, mejor será la sensación de comodidad.

Cómo equipar la moto para el invierno 

El complemento perfecto de nuestro equipamiento para protegernos del frío es adaptar algunos aspectos de nuestra moto para esta tarea. No es que le vayamos a quitar frío a la moto... se trata de que la moto nos ayude lo mejor posible a quitarnos el frío a nosotros.

Parabrisas

Poner una buena pantalla transparente entre nosotros y lo que se nos viene de frente es la mejor manera de evitar frío, lluvia y viento. Hay algunos modelos para ciertas motos en específico en el mercado. Puede que afecten la imagen, pero ganarán en protección.

Cubrepuños

Además de los preceptivos guantes de invierno, si llevas instalados unos cubrepuños en el manillar de tu moto o scooter evitarás un poco más el viento en las manos y también es una modificación de seguridad. 

Manoplas o cubremanos

Se trata de un accesorio que cubre por completo los extremos del manillar de la moto o el scooter para poder meter las manos y llevarlas secas y calientes. Exteriormente son impermeables y van dotadas de un forro térmico para garantizar el calor. Las hay de estructura blanda y de estructura rígida. Normalmente son universales, se instalan con bastante facilidad y tienen sistema antirrobo. 

Puños calefactables

Es un método de gran ayuda durante los meses más fríos y existe una gran variedad de opciones. Suelen ser fáciles de instalar y además son eficaces. Se instalan sobre los puños de serie. Normalmente disponen de una regulación de la intensidad para poder variar el calor que recibimos en nuestras manos que agradecerán tener este accesorio.