La experiencia Del Mar al Cielo 2022 se llevó a cabo en los estados de Guerrero y Estado de México, donde se aprovechó para pasar por el Pueblo Mágico de Taxco. El recorrido fue aproximadamente de unos 560 kilómetros con todo tipo de terrenos. Inclusive, se llegó a una altura máxima sobre el nivel del mar de 2,900 metros.

El viernes 18 del pasado noviembre, el Del Mar al Cielo reunió a unos 85 Ducatistas de diferentes estados de la república en el puerto de Acapulco, específicamente en el hotel Princess. Distintos tipos de motos se dieron cita para atravesar los paisajes de México, aunque predominaron varias Multistrada. De igual forma asistieron pilotos de Diavel 1260, SuperSport, Hypermotard y Ducati Scrambler, así como la nueva DesertX.

Al día siguiente, por la mañana, todos los participantes se prepararon para poner en marcha los motores y cruzar el Cañón del Zopilote, con dirección a Taxco, Guerrero, donde disfrutaron de un almuerzo típico en el restaurante Del Angel Inn.

La aventura continuó rumbo a Ixtapan de la Sal, sumergidos en el bosque con niebla, pero aun así con excelentes vistas. La última parte de la ruta estuvo llena de caminos sinuosos en Zacazonapan, con una parada obligatoria en "Real de Arriba".

Tras un total de 560 kilómetros, los participantes completaron el recorrido llegando a Valle de Bravo, lugar donde los recibió una cena de clausura en El Santuario Resort.

“Tuvimos una de las rutas más sorprendentes de todas las ediciones de DMAC, con diversidad de todo tipo de superficies y condiciones, comenzando en una carretera rápida y mezclándose con la complejidad de caminos de tierra en los alrededores del Nevado de Toluca, uno de los volcanes más impresionantes de México”, comentó Erwin Richter, Director Comercial de Ducati México.

La séptima edición se llevará a cabo en 2023 con destino aún por definir, mientras que el objetivo del evento será seguir reuniendo y construyendo la comunidad Multistrada y Ducatista en México.