Estamos en plena primavera y las capas en las chamarras para motociclistas requieren menos capas para no morir en el intento de cada trayecto. Un acto tan básico como quitar el forro térmico de la cazadora de invierno da una sensación de libertad y autonomía en los movimientos, lo que se vuelve agradable. En vísperas del verano se requiere algo más ligero, con mayor ventilación y nos refrescarnos de manera satisfactoria.

Las altas temperaturas nos exigirán despojarnos de la chamarra, error mayúsculo y de consecuencias desastrosas ante una caída con la piel expuesta. Hoy en día, el mercado ofrece alternativas para manejar la moto con protección y ventilación adecuada.

chamarras moto verano articulo 2

Apropiada para calor

La industria textil motociclista ha evolucionado en los últimos años. Añadir la seguridad a nuevos tejidos ha permitido la creación de prendas más ligeras, seguras y con mayor capacidad ante el viento y la humedad. Las chaquetas para invierno, frío y lluvia, han mostrado más variedad, aunque las enfocadas a esta época bochornosa, también han ampliado el catálogo para alegría de los que nos gusta movernos en moto siempre, independientemente de la época del año y las condiciones meteorológicas.

Aquellas prendas estilo cazadora corta, más o menos amplias del pecho y la espalda, se caracterizaban, hasta hace poco, con tejido tipo malla. En la actualidad las podemos hallar con diversas aberturas y hasta con áreas desmontables para lograr versatilidad y que el flujo de aire sea eficaz y refrescante.

En una buena chamarra no pueden faltar las protecciones en hombros, codos y espalda, y siempre homologadas; de preferencia de nivel 2 (nivel máximo de protección contra impactos). Resulta común que en la espaldera no se incluya o que sea únicamente foami, entonces recomendamos adquirir una adicional. Forma parte de la seguridad vital.

Piezas imprescindibles

Existen elementos imprescindibles a la hora es escoger la chamarra para temporada de calor, como la cantidad de bolsillos. Es ideal, como mínimo contar con dos al exterior, con cierre de preferencia, al interior uno más para el celular y la cartera. Será complicado encontrar una chaqueta para esta temporada con bolsillos impermeables, si llueve todo se mojará.

Los forros ligeros impermeables resultan muy útiles y se pueden encontrar en algunas chaquetas, incluso habilitada en la parte inferior de la espalda para guardarlo lo necesario. Eso si, no suelen servir para un día lluvioso. Sí para mantenerte seco después de la tormenta o para quitarte el frío tempranero.

La mayoría de las chamarras veraniegas son textiles, aunque también hay una oferta a base de cuero. El precio asequible es una de las ventajas principales de las sintéticas. Son más fáciles de lavar, existe variedad de diseños y colores. Las de piel, brindan una mayor sensación de frescura y también un porte elegante y son duraderas.

chamarras moto verano articulo 1

Diversos usos

Es recomendable conocer las necesidades de cada motociclista. La chamarra para un aventurero con recorridos de ciudad no es la misma para un viajero en carreteras o terracería.

En el primer escenario, el motero requerirá una chaqueta con la mayor superficie mallada que le permita mayor entrada de aire, en tanto, la superficie protectora puede ser algo inferior. El caso contrario es para aquél con un recorrido por carretera más o menos extenso. Al circular a mayor velocidad el aire entrará por las aperturas de ventilación, se requiere de mayor superficie protegida contra la abrasión y necesitará de algún cortavientos para las primeras y últimas horas del día, con baja temperatura. Recuerda que con una chamarra muy ventilada es fácil pasar frío, en especial si hemos sudado previamente, con camiseta húmeda al interior.

En recorridos de mayor velocidad es mejor uso de ajustes en cintura y brazos para evitar los molestos flameos derivados del viento, así como inserciones reflectantes que nos hagan más visibles y vulnerables cuando baja la intensidad de la luz.